lunes, 12 de marzo de 2012

Toma nota [5] : La Invención de Hugo



¡Hola de nuevo!

Ayer fui al cine a ver La Invención de Hugo... y como es tradición, hoy toca entradita para contaros qué me pareció ^^

En principio, yo me esperaba que fuera una buena peli. Al fin y al cabo, los Óscars no son una tómbola, y me consta que ésta fue una de las triunfadoras. Por otra parte, no fui spoileada de casa, quiero decir, sabía que iba de un niño, de algo de un autómata, que estaba basada en un libro y poco más. Eso me ayudó a sorprenderme, porque el argumento tiene un pequeño giro que personalmente, no me esperaba. Pero bueno, vayamos al grano. [Y ahora que hago yo... que no la he visto ¬¬]

Lo primero, hay que comentar el estupendísimo equipo que se ha encargado de esta película. Empecemos por la música, de Howard Shore, por si no os suena, el que se encargo de la BSO de El Señor de los Anillos [Seeep]. Director, Martin Scorsese, que también son palabras mayores. Uno de los productores, Johnny Deep.... que hombre, a servidora, pues no le disgusta en absoluto (bien podría haber hecho algún cameo e.é) Y bueno, si ya nos metemos en las interpretaciones... los niños ya tienen una trayectoria. Hugo es Asa Butterfield. Que vale, que ya sé que puede que no os suenen los nombres. [Madre mía...] Pero.. ¿y si os digo que fue Bruno, de El niño con el Pijama de Rayas? Ahora sí, ¿verdad? Aparte, tiene unos primeros planos... donde salen los ojos tan bonitos que tiene *-* En fin, sigamos. Isabelle, fue Hit Girl en Kick Ass, peli con la que obtuvo numerosas buenas críticas.

Y si ya nos metemos en los adultos... dejando de lado que no estoy acostumbrada a ver a Vernon Dursley coquetear con Madame Maxime,... ni a Narcissa con otro hombre que no sea Lucius,... digamos que estamos hablando de un elenco de verdaderos profesionales. [Harry Potter ha hecho mucho daño, lo digo por experiencia]
Porque en esta película, la vida diaria de la estación de ferrocarriles es muy importante. Por ello, hasta Christopher Lee puede ser librero, y Sacha Baron Cohen, el guardia. Aunque de los habitantes de la estación, el mayo protagonismo se lo llevará Ben Kingsley, o el dueño de la tienda de juguetes. Pero eso os lo voy a contar ahora mismito.

Todo empieza en lo que podría haber sido un día normal ,en la estación de tren donde vive, de la vida de Hugo Cabret. Pero la cosa se tuerce, cuando en uno de sus hurtos en la tienda de juguetes, el dueño le pilla, y le obliga a entregarle una libreta con unos dibujos un tanto inusuales para estar en manos de un simple niño. Y es que Hugo tendrá que intentar por todos los medios recuperar los bocetos, ya que son lo único que le unen con su padre (Jude Law), fallecido en un incendio. Bueno, eso y el autómata que está intentando reconstruir...
[¡Que barbaridad vaya reparto!]

---PARTE CON SPOILERS--- [Aquí me despido yo ya que no quiero spoilearme un saludo a todos]

Aquí es cuando conoce a Isabelle, la ahijada del juguetero, al cuál llama papá Georges. Ella es una lectora empedernida, ansiosa de vivir aventuras como las de los libros, por lo que se interesa rápidamente por el "secreto" que guarda Hugo y su misteriosa libreta. Por ello, le ayudará a recuperarla y a hacerle congeniar con su padrino. El chico a cambio, le enseñará el autómata que está intentando reconstruir. Casualmente (o no) Isabelle tiene la llave que dará cuerda por fin a su metálico amigo. Cuando logran hacerlo funcionar descubren que el autómata dibuja el fotograma de una película, la cual Hugo identificara con la que su padre le contaba que fue el filme que más le impactó.
De esta forma, Isabelle, que nunca había estado en el cine y el pequeño Hugo, se interesan más por este arte. Investigando, descubren el nombre de papá Georges como uno de los mejores cineastas caído ya en el total olvido y dado por fallecido en la Gran Guerra. Pero hay alguien que sí que le recuerda y le admira, René Tabard guarda la única película superviviente como un tesoro. Gracias a su ayuda, los chicos conseguirán que papa Georges les cuente su pasado que le atormenta y por el cual se ha llevado grandes disgustos. En sus memorias podremos ver cómo fueron los comienzos del cine, y lo más importante, el esfuerzo y las ilusiones que había detrás de todo ello y cómo la Gran Guerra acabó con todo. Por último, también se desvela el misterio acerca del autómata: fue uno de los inventos de papá Georges cuando ejercía como ilusionista, que luego donó al museo de dónde lo rescataría el padre de Hugo. Por ello, el chico se propone devolvérselo, pero por el camino se topa con el guardia de la estación y tras una agitada persecución, el autómata acaba rompiéndose.
Pero ya había hecho su cometido, ya que papá Georges acoge a Hugo como un hijo y recupera la ilusión por el cine. Tras eso, René inicia una campaña para recuperar y volver a proyectar las películas del gran maestro Georges Méliès.

El Ojo Crítico:

Reparto del diez y ambientación y escenografía del diez. Por lo demás, me ha encantado el pequeño giro de la trama, ya que al final la película te intenta transmitir la importancia del cine, la máquina de los sueños que funciona gracias a los desvelos de muchas personas que le dedican su vida, como Georges Méliès.
También me ha encantado el papel que le da a la estación de ferrocarril y sus habitantes diarios. Pero eso es muy subjetivo, ya que yo adoro esos sitios, me parecen uno de los lugares con más encanto que pueden encontrarse.
En fin, una película muy recomendable, que parece dirigida al público infantil, pero para pillar el mensaje en su totalidad hay que tener un mínimo de madurez :)

Espero que os animéis a verla y nos contéis vuestras impresiones :D [Nota personal:Tengo que verla]

2 comentarios:

  1. No era yo, pero por motivos de copyright he tenido que dejarlo

    ResponderEliminar
  2. Si queréis algo mandadme un e-mail o dejadme el vuestro. Pero parad de comentar en el blog sobre este tema por favor.

    ResponderEliminar

Blog Tormenta de Ideas