viernes, 17 de julio de 2015

Una retirada a tiempo es una victoria [1]


El tema de hoy va a ser uno al que llevo dando vueltas un tiempo y del que probablemente saque una segunda parte pero de momento vamos con un pequeño ránking. Desde aquí agradecer a las personas que amablemente me dieron su opinión para hacer la siguiente lista. ¡Ahí vamos!

¿Cuándo es el momento de terminar?

Sagas de libros alargados hasta la saciedad, series de televisión que ya no sabes ni de que iban en un principio, películas que son más de lo mismo y un largo etcétera. Hoy nos centraremos en las series de televisión que quizás son los ejemplos más claros de ver.

He hecho una pequeña investigación de campo y aquí están alguno de los ejemplos más populares que me han dado los encuestados.

El ranking lo encabeza ¿Cómo conocí a vuestra madre? y todo aquel a quien he preguntado está de acuerdo conmigo.
Fue innovadora (salvando las distancias con la reina madre FRIENDS), la forma de narrar los capítulos con la voz de Ted del futuro te daba un mayor conocimiento de los personajes, que la madre no acabara nunca de aparecer y que su humor fuera divertido, hizo de CCAVM una serie que gustó y que creó alguna que otra tendencia. Aún recuerdo a la gente vestida de traje solo por Barney y su: Suit up!

Y fue precisamente ese estilo lo que acabó con la serie. Cada capítulo era ya repetitivo, y el hecho de que la madre no apareciera era desesperante. Hasta llegar a un fin de semana contado en 24 capítulos (última temporada) para la boda más larga de la historia... del final mejor que ni hablamos ¿no?

Alguno queda todavía del cast original
  Anatomía de Grey mi relación con esta serie es de amor-odio. Auténtico amor-odio, por los personajes, por la creadora Shonda Rhimes, por los guionistas, por la medicina, por Seattle entero. Tú empiezas esta serie y firmas un contrato. Da igual cuantas veces maten a tus personajes favoritos o cuantas veces intentes dejar de verla, que vuelves. ¡VUELVES! Llevan 11 temporadas y van a por otra más.
La serie empezó con unos personajes y tras once años es normal que si sigues en antena tanto tiempo la cosa desvaríe, se vayan actores y vengan otros a los que coges cariño y el círculo nunca acabe. Por eso se mantiene en antena, porque engancha la forma dramática que tienen de contar las peripecias de los doctores con peor suerte del mundo y no puedas dejarla. Pero si la serie se llama Anatomía de Grey, ¿qué pasa cuando Ellen Pompeo deje la serie?

Algo parecido ocurre con Dos hombres y medio, no soy fan de la serie y no aguanto un capítulo entero pero es la siguiente en la encuesta. Imagino que eso de quitar a Charlie Sheen debe pasar factura.

Érase una vez, OUAT (Once Upon a Time en inglés) en mi ranking personal ha bajado muchísimo en mis series favoritas. Me encantó la primera temporada. Era también una serie súper original y que además despertaba un poco tu infancia cada vez que aparecía un personaje Disney. Pero es que la cosa está cada vez peor. Los personajes  y las temporadas son un bucle continuo, siempre lo mismo. Ojo que la serie me gustaba mucho y que mi fondo de pantalla sigue siendo de la primera temporada.
Mejor no hablar del árbol genealógico de Henry que por estas fechas tiene que estar emparentado con todo Disneyland. La próxima temporada es la quinta y aparentemente la última, aunque si no fuera por el fenómeno fan que arrastra me extrañaría mucho que hubiese pasado de más de tres temporadas.

Y llegamos al final del miniranking, con esta última serie los encuestados han tenido un pequeño debate. Perdidos. Perdidos fue un auténtico fenómeno de masas, si dije que Cómo conocí a vuestra madre movió al fandom no es nada comparado con lo que fue perdidos. Los 6 años que duró la serie fueron continuas suposiciones y foros a rebosar de gente intentando averiguar el más mínimo detalle. No se utilizaba tanto las redes sociales, twitter, tumblr,etc, pero los foros no paraban. El misterio que envolvía a la serie y los posibles significados que podía tener unos números en una sala atraía y mucho. Recuerdo que el final de la serie se retransmitió en directo en varias partes del mundo a la vez, se prepararon cines para ver el último capítulo.(Lo cual me parece una pasada) No voy a entrar en el final de Lost que ya suficiente se habló en su momento si no de como se llegó hasta allí. ¿Realmente eran necesarias esas últimas temporadas? ¿Especialmente la quinta?


Hay muchas más a la que podríamos añadir, desde Glee hasta The Big Bang Theory. Friends no, Friends fue la caña la 10 temporadas y podría haber seguido siéndolo. (Levanta una bandera con la palabra FAN escrita en ella)

En resumen y para terminar el post me gustaría decir que una idea puede ser buena y enganchar a miles de personas, producir todo el dinero del mundo que es por lo que la mayoría de las veces se mueve todo el mundillo. Pero si realmente estas involucrado en algo y te importa lo que tú mismo creas... Dadle el merecido final que se merece, no sigas simplemente porque sea la gallina de los huevos de oro y lo exprimas hasta que no quede nada de lo que fue...
Sí, puede que esté un poco indignada con el tema.

¿Qué creéis vosotros? ¿Preferís una serie corta y que todos los capítulos tengan sentido para la trama o alargar para no despedirte de los personajes?

[Yo de las dichas sólo puedo comentar algo sobre Érase, o ni siquiera, porque creo que la dejé por la ¿segunda, tercera temporada? Ni me acuerdo ya. Seguramente la causa fue justo la temática de esta entrada :s]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Tormenta de Ideas